El área de recursos humanos enfoca gran parte de sus acciones a generar condiciones de trabajo y ambientes laborales cada vez más flexibles. El objetivo es adaptarse al cambio acelerado que viven las empresas en la actualidad. Y, con ello, contar con empleados más eficientes, comprometidos y motivados con el trabajo que desarrollan.

Tradicionalmente, la gestión de la seguridad y salud en el trabajo se ha establecido como prioridad empresarial. Esto incluye el cumplimiento de normas y procedimientos para la prevención de riesgos laborales centrados en la seguridad física. Sin embargo, la salud mental en el trabajo constituye un fenómeno cada vez más común en nuestras empresas y se extiende al aspecto subjetivo.

Salud Mental en el Trabajo

La salud mental constituye un tema ampliamente debatido entre investigadores, académicos y empresarios a nivel internacional. Una adecuada política de prevención de riesgos psicosociales laborales debe incluir una adecuada estrategia de preservación de la salud mental de los trabajadores.

La OMS define la salud mental como un estado completo de bienestar físico, mental y social. Esto, no sólo implica la ausencia de enfermedades, sino un completo estado de bienestar subjetivo. Es decir, una mejor calidad de vida, un incremento de la satisfacción laboral y un estado de bienestar emocional, psicológico y social de los trabajadores. Por tanto, una adecuada salud mental se refleja de manera positiva en nuestro cuerpo, pero también influye en el rendimiento laboral. Esto permite manejar mejor las situaciones de conflicto y disfrutar de buenas relaciones interpersonales. Con ello, se despliega todo nuestro potencial y se eleva la productividad en el trabajo.

Factores que inciden en la salud mental en el trabajo

Cuando nos referimos al tema de la salud mental es inevitable pensar en cuáles son sus factores más importantes. A continuación, te ofrecemos los más representativos, y a los que el área de recursos humanos les brinda más atención:

  • Ritmo de trabajo y carga laboral: se refiere a excesivas o insuficientes cargas de trabajo, plazos de entrega inadecuados, interrupciones laborales, entre otras.
  • Horario de trabajo: carga horaria poco flexible, turnos de trabajo muy extensos o de noche, horas extras.
  • Cultura organizacional: está relacionado con la ambigüedad en los objetivos y metas organizacionales, diseño de puestos de trabajo incorrectos, normas laborales rígidas.
  • Desarrollo de carrera: poco espacio para la superación y el desarrollo de planes de carrera, infravaloración de la actividad que desempeña, poco reconocimiento, falta de promoción.
  • Relaciones interpersonales: presencia de conflictos laborales, acoso laboral, falta de asertividad y de respeto entre colaboradores.

Ventajas de la salud mental de los trabajadores

  • A nivel individual, reduce los riesgos de otros padecimientos tales como: estrés laboral, burnout, fatiga psíquica, hastío, entre otras. Además, favorece un adecuado desarrollo de otras áreas de la vida: familiar, social, de pareja y ofrece a los trabajadores la posibilidad de afrontar los problemas de la vida cotidiana con mejores recursos.
  • A nivel organizacional, los trabajadores con una adecuada salud mental se involucran en las tareas y esto genera buen clima organizacional. Con ello, el funcionamiento individual y de equipo es mejor, el rendimiento laboral se incrementa, y la motivación por el trabajo estimula el buen desempeño.

¿Quieres agendar una reunión con ventas? Agendemos

¿Quieres hablar en este momento? Escríbenos por Whats App

Psicología empresarial y RRHH. Recuperado de: https://www.obsbusiness.school/blog/importancia-de-la-salud-mental-en-las-empresas